“La mediación en el ámbito escolar”

Master en Menores en Situación de Desprotección y Conflicto Social.

Carrasco, S., Villà, R., Ponferrada, M. e Casañas, E. (2011) Capítulo 8. La mediación en el ámbito escolar. En Casanovas, P., Magre, J. e Lauroba, Mª. E. (Dirs.), Libro Blanco de la Mediación en Cataluña (pp. 497-578). Barcelona: Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya / Obra Social “laCaixa”.

Anderson Alves Ribeiro.

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.” Benjamín Franklin.

En líneas generales las autoras del presente trabajo orienta que la mediación escolar nace en la década de los 60 en EUA, y que después en UK finalmente llegando en España los años 90.

Precisamente fue en el País Vasco se inicio una temática a respecto del tema, en concreto con menores infractores.

La mediación escolar no estaba basada en la investigación empírica, y si en el tipo psicopedagógico pre disposición del proceso de mediación escolar en su momento.

La historia una vez reconocida verifica que es posible cambiar el método de investigación, lo que propuso las autoras en el presente trabajo, en Barcelona opera algunas de las modificaciones que se plantean mas urgentes, como por ejemplo la posibilidad de mas voz para los menores.

Además, la mediación escolar viene con un respaldo positivo, teniendo en cuenta que la mediación propiamente dicha es algo novedoso y muy que prometedor, las autoras recabaran informaciones complejas, en su momento, y que al final sirvió de estimulo para futuras investigaciones.

La denominada justicia restaurativa, en el ámbito escolar, como bien se caracterizo, no es de todo posible, una de las quejas de las autoras, el ámbito de la educación desde muy pronto se establece unas reglas de mando y obediencia de la cual no es usual cambiar el “poder” de manos a sin por así.

Las autoras se depararan con algunas dificultades también en el computo de las encuestas, algunas escuelas simplemente no contestaran, y algunas no hicieran el trabajo propuesto y otras simplemente adoptaran como una medida de apoyo secundario al programa de la escuela, otras pocas determinaran como apoyo social y no escolar.

Dejando a si, un lapso temporal en la investigación que no desanimo las autoras mucho menos, que sirvió de impulso para determinar que la mediación escolar o bien la justicia restaurativa es bienvenida en el ámbito escolar.

COMENTARIOS

La resolución de conflictos desde hace mucho tiempo, en el ámbito escolar, siempre tenia algunas consecuencias claves para un determinado desenlace, suponía desde una conversa amistosa con el profesor/director del centro o bien quedar sin el tiempo de merienda etc., hasta que se llamara tus padres.

Esa ultima medida, ningún niño(a), querría para su respetado currículo, era demasiado, era muy triste ver tus padres pasaren en la sala del director, y tu esperando al lado de fuera la resolución del caso, era una espera eterna, era una angustia, como las pelis de miedo…interminable.

Pero, como comentaba antes, creo que en días actuales la mediación escolar tiene un futuro prometedor, teniendo en cuenta la posibilidad de explicación de las partes involucradas en el echo, la posibilidad de una resolución amistosa y favorable para todos.

El caso concreto, del acuerdo mutuo entre todos, el centro, el profesor, los alumnos etc., menester se hace, la referencia de las autoras, que la mediación escolar, traspasa los muros de la escuela, así cabria decir que una mediación es positiva hasta para los que no estén en el presente momento de la conversación.

Valoración y aportación positiva en todos los sentidos, los menores tiene la posibilidad de arreglar sus diferencias o problemas, cuestiones pertinentes al centro en el ámbito escolar, y demás particularidades que juzgaren necesaria. Pero la principal, creo, es el poder de decidir y ser escuchado en momento oportuno.

Como comentan en su trabajo, las autoras así describen: “…difundir buenas practicas, fomentar las relaciones positivas, fomentar la resolución pacifica de conflictos, partiendo de la relación escolar y formar para la convivencia y prevenir las conductas problemáticas”

Insta detectar también, una particularidad en las palabras de las autoras, prevenir, fomentar, conductas, son y están asociadas a la resolución en área de mediación escolar, son algunos de los temas mas importantes en la educación el ser humano y que las autoras bien hace referencia y puntualizan como cuestiones importantes.

Pero el pormenor no se termina con el encuentro de las palabras y sus descripciones, menester hace referencia, en la investigación que, encontraran problemas también en conductas de los profesores y directores de algunos centros.

Nadie quiere perder el poder, entonces así se veo bloqueada el algunas escuelas el proyecto de iniciar la medicación escolar, teniendo en cuenta que el tal “poder” de decisión y sanciones ahora podría estar en manos de los alumnos, padres y colectivos asociados al ámbito de la educación.

La mediación escolar se concreta en resolver los posibles conflictos que comportan la disrupción de la convivencia en una comunidad, en ese caso, la escolar, tan claro que para resolver las cuestiones, temeraria seria dejar en manos de desconocidos al posible factor generador de tal conflicto.

El profesorado, unos 44%, cree que la mediación es una manera integrada en si estructura disciplinaria, aplican como alternativa a algunas sanciones, (leves), impuesta a los menores.

Los profesores, de algunas escuelas, están seguros que con la mediación escolar pierden el “poder” que tiene ya poco, en relación a los alumnos.

Podríamos estar aquí intentando averiguar lo que es que querría decir la autora con la palabra poder que dijo los profesores en las encuestas de evaluación del método de la mediación escolar, pero que la critica me corresponde en el presente trabajo, quiero pensar que ejerce un “poder” a los chicos el profesor que no tiene ninguna idea de enseñanza.

Me temo que mucho hacen los educadores en ámbito escolar, ahora mas efectivo es en el ámbito social, una ves que los chicos tienen una mayor responsabilidad en la actualidad, sufren mas en el sentido del progreso capitalista, mercantilista y social, cabra al profesorado cambiar la estratagema en consolidar la educación la mediación y las futuras tecnologías.

Un pequeño porcentaje de los profesores piensan que la mediación escolar es algo que para los alumnos podría ser evaluado como aprendizaje y para la gran mayoría de los educadores, el tiempo que se resta a la practica de la mediación no puede ser otro que el tiempo libre de los alumnos, en otras palabras, las materias escolares son ácima de todo mas importantes.

Resolviendo los esquemas del trabajo y llegando en sede de conclusiones, destacar que la formación por parte del profesorado podría ser exigida por lo menos un 50% del computo de los profesores del centro, y que los alumnos podrían también por el mismo proceso de enseñanza y exigirles que sea por lo menos optativas a partir de los 10 años.

Que el procedimiento de mediación escolar fuera de competencia nacional, exigido pero no de carácter obligatorio, en algún de los años escolares.

Los conflictos actuales son distintos de los anteriores, en el pasado se resolvía de una manera peculiar, no ortodoxa, pero que no se debe confundir, la actualidad plegada de matices publicitarias y del capitalismo enfermo social, termina por consagrar a los chicos como elementos del medio…la inmigración, el acoso escolar, las diferencias de etnia, las minorías, violencia entre menores, entre parejas, racismo y muchas otras son reflejo del mundo transformador que se establece todos los días y que el coadyuvante menor en ámbito escolar termina por sufrir todas las expectativas.

Podría destacar que el elenco de relaciones antisociales arriba descrito no es precursor tampoco esta destinado al ámbito escolar, pero que la interacción del medio social, bien estar, familiar escolar, son la suma de necesidades que el menor debería estar cubierto, por lo menos no que corresponde al amor.

“Eu tive um sonho, sonhava com a liberdade entre os homens, e acabei acordando” AAR.

Bibliografía

Carrasco, S., Villà, R., Ponferrada, M. e Casañas, E. (2011) Capítulo 8. La mediación en el ámbito escolar. En Casanovas, P., Magre, J. e Lauroba, Mª. E. (Dirs.), Libro Blanco de la Mediación en Cataluña (pp. 497-578). Barcelona: Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya / Obra Social “laCaixa”.

 

¿Perversión o autenticidad?

¿Perversión o autenticidad?

¿Los niños en la escuela estudian literatura porque están interesados en conocer las experiencias vitales de gente como Unamuno, Pla o Shakespeare o bien porque hay una asignatura que se llama así y hay que aprobar a través de exámenes?

Los jóvenes en la universidad ¿tienen ganas de desarrollarse  como personas a través de los estudios elegidos o solo de encontrar un trabajo que les permita vivir lo mejor posible?

Los políticos en las administraciones ¿quieren realmente dar un servicio a la gente o servirse del sistema para su propio beneficio?

Me temo que mucha gente hace las cosas para obtener algo a cambio. Es la sociedad perversa.

Estudiamos para aprobar los exámenes, trabajamos para ganar dinero y vivimos para lucir lo que conseguimos.

Los humanos a menudo somos seres desconectados y poco auténticos. No sabemos apreciar una puesta de sol si no la podemos convertir en dinero o en algo que enseñar a los demás como si fuera un mérito nuestro.

Al final nos centramos, como decía Fromm, mucho más en el tener que en el ser, y esto nos lleva a la neurosis continuada.

Es difícil desarrollar nuestra inteligencia creativa cuando hacemos las cosas sin pasión auténtica.

Algunas empresas llegan hasta el extremo de creer que las personas vivimos única y exclusivamente pendientes del dinero y establece un sistema de incentivos basado en la recompensa externa.

Se equivocan gravemente. El dinero y los incentivos son importantes, pero la motivación interna lo es mucho más.

Hay empresas que, desgraciadamente, piensan que serán más innovadores si pagan a la gente para ser más creativa.

Y centran todo su esfuerzo en ello, consiguiendo el mayor de los fracasos.

Los humanos no estamos aquí solo para ganar dinero. Queremos vaciarnos, crecer, hacer cosas grandes.

Queremos amar y ser amados. Queremos tener la sensación de que hacemos las cosas por pura voluntad, por puras ganas, y no porque alguien nos ofrece ganar mucho dinero.

Es la motivación intrínseca de la que habla Daniel Pink ( La sorprendente verdad sobre lo que nos motiva, de Daniel Pink, Planeta. Barcelona, 2010).

Nos hemos equivocado totalmente y hemos construido un mundo que es más un simulacro que otra cosas, como decía el insigne sociólogo francés Jean Baudrillard.

Un mundo donde la pornografía es más real que el sexo, donde la publicidad es más real que la realidad. Un mundo perverso.

Hay que encontrar caminos, y la creatividad es uno, que nos conecten de nuevo con nuestras pasiones internas.

Quizás no llegaremos del todo al final de este camino, pero al menos nos adentraremos en el bosque de nuestras ilusiones.

Como diría José Antonio Marina, una estrategia de inteligencia que no nos hace más felices y buenas personas es probablemente una estrategia idiota.

SENTIDO, OBJETIVO, RECONOCIMIENTO, IDENTIDAD, AUTONOMIA

SORIA

Un maestro budista, Oriol Pujol Borotau, nos enseña muchas cosas que se pueden aplicar perfectamente a la creatividad y la innovación.

Una de ellas es que, en la vida, hay que procurar hacer las cosas con ilusión y no por obligación.

Es una frase sencilla, pero sabemos nos es tan fácil de aplicar.

A veces, atraídos por el ansia de poseer bienes materiales, acabamos haciendo cosas que no nos gustan todo.

Y entonces desnaturalizamos nuestro verdadero ser. Nos convertimos en unos mercenarios que hacen cosas por dinero, fama o ansia de poder sobre los demás.

Pero ninguna de estas tres cosas procura automáticamente la felicidad.

Oriol Pujol nos enseñó también que “ la vida es un misterio a vivir, no un problema a resolver”

Efectivamente, nos afanamos en hacer de las cosas un problema cuando, muchas veces, lo único que hay que hacer es aprender a mirar la realidad como si fuera un gran misterio,

Queremos respuestas a nuestras preguntas, pero a veces no las hay. La mejor respuesta a muchas preguntas es la fascinación que provoca la ausencia de una respuesta clara y contundente.

En creatividad, este aspecto es clave. Debemos preguntarnos constantemente cosas, las respuestas ya vendrá…o no.

Pero el camino que de verdad importa es vivir la vida con alegría y con la convicción de que los misterios más profundos seguramente no podrán ser desvelados nunca.

Noche de estrellas;

¡oh, qué grande es el cielo!

¡qué inalcanzable!

 

Un astrónomo mira y estudia las estrellas,

El poeta mira y admira las estrellas,

Yo miro las mismas estrellas, son las mismas…

Depende de ti como y lo que hacer con las mismas condiciones.

 

Autor desconocido…o no.

“Entrevista con Miguel Angel Dominguez, La Educación Prohibida.”

Todas las Entrevistas

Entrevista con Miguel Angel Dominguez

Realicé esta entrevista en Septiembre de 2009, era el primer viaje que realizaba con la intención de entrevistar educadores y se realizaba en Córdoba, Argentina un congreso de educación holística organizado por Pedagogía 3000 abierto para maestros, padres, invitando a algunos referentes de experiencias de la zona. Miguel Angel y su esposa Alicia asistieron al congreso como oradores. Noemí Paypal, referente de Pedagogía 3000, con quien había coordinado la posibilidad de entrevistar en el Congreso, insistió en que debía conocer a Miguel Angel y Alicia.
Allí mismo escuché su conferencia y me animé a entrevistarlos a ambos; preguntando cosas sencillas, lo que en ese momento me interesaba. ¿Por qué habían creado una escuela alternativa? y principalmente ¿Que la hacía alternativa? ¿Había clases, exámenes, notas? Ese era el tipo de cosas que me interesaba. Pero fué unos meses más tarde que viajamos con Verónica a Montevideo y conocimos en persona el INCRE. 

  • Profesión:
    Educador
  • Institución:
    INCRE Instituto Crecer
  • Sitio Web:
    http://www.incre.edu.uy/
  • Biografía:
    Maestro de Uruguay, director y fundador del INCRE (Instituto Crecer), una Sociedad Civil sin Fines de Lucro fundada en 1994 en la ciudad de Montevideo, Uruguay. Ha participado de numerosos congresos y redes de educación holística.
  • Algunas Publicaciones:
    -No tiene

Desgrabación de la entrevista

Esta entrevista fue realizada en la ciudad de Montevideo, Uruguay el 26 de Septiembre de 2009 en el marco de la investigación de la película La Educación Prohibida.

Las Nuevas Necesidades de los Niños

[00:23]
Miguel, contame que problemas o conflictos encuentraste en la educación tradicional y te llevaron a desarrollar una propuesta propia.

Bien, primero tenemos que reconocer que vivimos en un tiempo especial de la historia. Todo el planeta está produciendo un enorme cambio y obviamente, la educación también se tiene que adaptar a estos cambios. Los niños que están naciendo en estas últimas décadas, son los que realmente nos impulsan más a los cambios, y a veces, la estructura educativa tradicional, está teniendo dificultades para acompasar el ritmo de cambio que los niños imprimen. Estos niños con los cuales convivimos ahora, tienen características muy especiales que requieren un tratamiento diferente. Lo que nosotros vemos es que la educación tradicional está quedando como insuficiente, como desbordada, por las características de los niños, porque solamente focaliza el trabajo en algunas capacidades, en algunas áreas, poniendo por ejemplo a la razón y a la adquisición de conocimientos en un lugar muy relevante y desconociendo otros aprendizajes que estos niños realmente vienen a hacer. Por eso, que en este momento se hace muy necesario el cambiar el paradigma de la educación y adaptar el sistema a las necesidades de este nuevo mundo, de esta nueva humanidad que ya está surgiendo, ya está aquí en la tierra.

Las Fallas de la Escuela Convencional

[02:26]
Específicamente, ¿en qué cosas está fallando la escuela?

Principalmente en creer que el niño es un vaso que hay que llenar. El niño es un ser al cual hay que incorporarle un montón de conocimientos y destrezas. Esto está bien para épocas pasadas, pero en este momento, el nuevo niño viene con muchas ansias de ser, no tanto de quedarse sólo en el saber. Y el ser no viene de afuera hacia dentro, sino que va de adentro hacia fuera. Una nueva educación en vez de considerar al niño como un vaso que llenar, habría que pensar que es un fuego que encender, un fuego que expandir. Eso cambia totalmente la postura del docente, que deja de ser una persona que desde afuera intenta enseñar, sino que realmente se transforma en un mentor, en un acompañante, tratando de generar que el propio niño florezca.

Autoridad de Igual a Igual

[03:49]
¿Cuál es parecer en relación a las características generales de la escuela? La cantidad de alumnos por maestro, la estructura del espacio y el tiempo, la figura de autoridad del docente, entre otras.

Respecto de la cantidad de niños que hay en el aula, es un aspecto muy importante a tener en cuenta, que nosotros venimos de una sociedad que apuesta a la uniformidad, donde la idea es que todos se amolden, se adecuen a un mismo patrón. En una clase de treinta niños, realmente el docente lo que necesariamente tiene que buscar es trabajar con la media del grupo, y muchas veces se pierden niños que no están en la media, o porque van y aprenden demasiado rápido o porque de repente, aprenden de manera diferente y son más lentos.
El nuevo paradigma de la educación no prepara seres para la uniformidad, sino que trata de construir una nueva sociedad en donde la diversidad es lo más importante, por lo tanto, dentro de un grupo, todos los niños son diversos, todos son diferentes, y atender y respetar el ritmo de cada uno es muy importante. Por eso que los grupos no deberían tener más de 15-18 niños, para que el maestro tenga la capacidad de respetar los niveles y los ritmos que cada niño tiene. Ese es un primer punto, en este momento, con clases superpobladas está resultando difícil conciliar. En la nueva educación es necesario respetar el ritmo de cada niño (primer punto). Después estos niños no aceptan el autoritarismo, ellos vienen a romper estructuras y precisamente, estructuras rígidas, que no les permiten movilizarse, ellos normalmente se rebelan. Es necesario un nuevo paradigma de contención, no tanto la autoridad vertical, sino una autoridad más de igual a igual. El docente debe cumplir su rol, debe poner límites, debe hacer el marco que corresponde, pero no ir más allá y tratar de imponer criterios o normas o pautas por el solo hecho de que al docente se le antoje.

Colaboración y Ayuda Mutua

[06:35]
¿Cuál es su postura en relación a la competencia generada por las evaluaciones y calificaciones?

Es el recurso que este sistema tiene para motivar al crecimiento y al desarrollo. Normalmente cuando se genera cierta competencia, lo que uno busca es ganarle a otro, y eso a veces lo impulsa a esforzarse. Para una nueva educación no debería existir competencia, porque si partimos que todos somos diferentes, cada uno tiene su nota, su color, su sello especial y es necesario el valorar eso en cada uno y que cada niño sienta que las diferencias que tienen con los demás son lo que justamente hacen más rica la vida. En vez de competencia, lo que nosotros proponemos es colaboración, es el aprender a ayudarnos mutuamente. Si hubiese que competir, con el único que deberíamos competir es con nosotros mismos, tratando de siempre revisar lo hecho, tratar de profundizar y superarnos un poco más. Pero no la competencia con otros, esto nos separa, nos divide, crea conflictos y hace que nos alejemos de la esencia básica que es el amor. En una nueva humanidad, basada en el amor, sería mucho más rico que la fuerza que nos motive sea la colaboración, la solidaridad, la ayuda mutua, porque creciendo con el de al lado, crecemos todo. No es necesario ganarle a nadie.

No calificar; expresar la opinión

[08:38]

Las calificaciones ponen al docente, que es el que califica, en un lugar de juez, evidentemente, todos están esperando a ver que nota pone el docente, como si él tuviera la verdad. Nosotros creemos que las notas son totalmente subjetivas e imperfectas. Primero porque no hay un docente que evalúe igual a otro. Hay un docente que considera que determinada actitud lleva determinada nota, esa misma actitud otro docente la evalúa diferente, o para más o para menos. Incluso, un mismo docente una semana puede calificar determinada actitud o determinado trabajo con una nota y ese mismo docente en otro estado de ánimo a la semana siguiente, el mismo hecho, la misma experiencia, lo puede calificar de otra manera. Por lo tanto, el sistema de calificaciones nosotros creemos que debería ser uno de los aspectos a modificar porque no es realista, tiene muchísimas imperfecciones y genera la competencia que justamente es lo que nos parece que nos aleja del amor. Sería mucho más adecuado un sistema en donde el docente lo único que hace es expresa su opinión, su parecer sobre el trabajo que el niño está haciendo en determinada situación, en determinado tiempo. No es la verdad absoluta, es simplemente lo que el docente ve para determinada experiencia. Sería bueno que el niño, el estudiante pueda también hacer su autoevaluación sobre lo que él ha realizado, y también la familia debería hacer su valoración de cómo ve el proceso. Allí tenemos tres focos diferentes, tampoco los tres llegan a la verdad absoluta, pero se aproximan mucho más que darle al docente ese super poder de establecer que es lo que está bien y qué es lo que está mal.

Niños Esponja

[11:10]
¿Cuál es su punto de vista sobre la relación entre los niños y los docentes en el momento de la evaluación?

Una de las características de los nuevos niños es que son esponjas; y aspectos que a nosotros nos parecen que pueden ser totalmente insignificantes o imperceptibles pueden representar heridas o huellas que hacen de que el niño nunca más se olvide. A veces un comentario sobre “mira lo que hiciste”, que de repente el docente ni lo registra como un hecho grave, capaz que ese pequeño comentario marcó a ese niño en esa actividad para el resto de su vida. Es muy importante que los docentes tomemos mucho cuidado de las expresiones que hacemos. Respecto de las caritas, si le pongo una cara sonriente si hizo algo bien, sigue poniendo la calificación afuera, realmente quien debería dibujarse las caritas sería el propio niño, capaz que ni siquiera es necesario que se dibuje sus caritas, pero ante cada trabajo es el niño el que tendría que evaluar cómo se siente con ese trabajo, si está satisfecho, si le parece que podría haberlo mejorado más y esa verdaderamente sería la mejor forma de que se evalúe, esa evaluación externa hace de que los niños se desarrollen en forma subordinada al exterior, se acostumbran a estar atentos a “qué dirán de mí”. Muchas veces ponen tanta energía en asegurarse que los comentarios del exterior sean favorables que se van alejando de su propia esencia. Lo mejor para el docente es estimular a que el propio niño se evalúe, que el propio niño establezca si le parece que ese trabajo fue su mejor esfuerzo y es lo máximo que ha podido lograr y el propio niño podrá llegar a la conclusión si “tal vez podría haberlo hecho mejor, me apuré un poco, me apresuré” y ese es el dato que el niño necesita para poder en un próximo intento mejorar.

Tomar Conciencia de Nuestra Responsabilidad

[13:37]
¿Existen los conflictos en las escuelas holísticas? ¿Cual es el cambio que debe hacer el docente en relación a la resolución de conflictos?

El tema es si el niño se siente un seguidor afuera está la solución de los problemas, es el maestro quien dictamina quién tiene razón, quién se equivocó… ese es un paradigma que ya está cayendo. En la nueva educación, el niño tiene que pasar a ser cien por ciento responsable de sus decisiones. Todo el tiempo estamos tomando decisiones, aunque no nos demos cuenta, estamos decidiendo todo el tiempo, estamos tomando decisiones a cada instante. Cada decisión que se toma tiene una consecuencia, pueden ser consecuencias agradables y que nos resulten muy placenteras o pueden tener consecuencias desagradables. Por ejemplo, una mala expresión, una palabra hiriente u ofensiva o de menosprecio hacia otros niños puede generar un conflicto. Y el tema está en que el niño empiece a hacerse cargo de las consecuencias que él mismo produce. En realidad, si un niño tuviera que ser separado, porque a veces dentro de la clase se forman climas donde es imprescindible que determinado niño tenga que ser retirado del grupo, pero ahí no es “El maestro te condenó a que salgas” o “Estas en penitencia”, sino es “Por qué tú decidiste ser retirado del grupo, porque evidentemente lo que estabas haciendo, hacía inviable tu permanencia con los compañeros”. Entonces no es que alguien le pone el castigo, el niño se hace responsable de una consecuencia de lo que él mismo generó. Si lo que él generó a partir de una decisión equivocada no le gusta, bueno, lo que le decimos al niño es que todo el tiempo podemos cambiar nuestras decisiones, o sea, equivocarse forma parte de la naturaleza humana, es imposible crecer si no nos equivocamos. El error forma parte esencial, como la respiración, de la vida. Entonces, todo el tiempo nos vamos a equivocar, y al equivocarnos vamos a estar generando consecuencias que capaz que no nos agradan. Bueno, aprender que cuando nos conectamos con una consecuencia desagradable, eso significa que la vida nos está invitando a revisar la decisión y cambiarla. Inmediatamente que tomamos decisiones diferentes, la vida empieza a generarnos consecuencias diferentes.

Entonces en realidad la clave es no desde afuera dirigir al niño, “esto está bien, esto está mal, esto lo tienes que hacer, esto no lo tienes que hacer”. En realidad tenemos que involucrar al niño y hacerlo responsable, que el se sienta responsable de que su vida es una construcción, es su propia construcción. Todos nosotros construimos nuestra propia vida a cada instante con las decisiones que tomamos. Y las consecuencias de lo que recibimos son las guías que nos ayudan a mejorar nuestra construcción. Si nosotros creemos que la vida sólo nos sucede, es cuestión de suerte o de mala suerte, las cosas nos pasan sin que nosotros tengamos nada que ver. Verdaderamente nos hace pasivos, nos hace espectadores de algo que realmente no es. Nosotros somos los constructores y el niño debería sentirse eso, constructor de su propia vida y por lo tanto tiene que hacerse responsable de la parte que le toca de las decisiones que toma. Muchas veces cuando hay un conflicto entre dos niños, lo ideal del docente es mediar para que entre ellos puedan hacer ese trabajo y cada uno hacerse responsable de su parte en el conflicto. Normalmente un conflicto tiene dos partes, es imposible que exista conflicto cuando una parte quiere conflicto y la otra no, el conflicto en ese caso no se produce. Para que se produzca un conflicto las dos partes tienen que haber aceptado que haya conflicto. Entonces la tarea del docente consiste en ayudar a los niños a que cada uno tome conciencia de qué responsabilidad tuvo en ese conflicto, cuál es su parte. Realmente no está ni bien ni mal, es simplemente reconocer su parte, aceptar su error e inmediatamente tomar otra decisión. Los niños tienen una facilidad enorme cuando se hace ese trabajo para corregir el error, y el conflicto desaparece al instante. A un adulto, cuando tenemos un conflicto con otra persona nos puede llevar días o meses o años, o hay conflictos que duran toda la vida. Los niños, los conflictos de los niños duran muy poquito si realmente la labor del docente es nutritiva, desaparece de inmediato, al ratito los niños están jugando y compartiendo nuevamente.

Volver a la Naturaleza

[19:06]
¿Cuál es la importancia de un entorno natural en su propuesta educativa?

Principalmente en la cultura de ciudad, que es donde se produce una desconexión de la vida natural. Lo que nosotros vemos es que verdaderamente los niños como que pierden ese contacto de pertenencia. Nosotros somos el medio ambiente, o sea, es común que a veces preguntamos a un niño que nos señale donde está el medio ambiente y muchas veces señala fuera, a los árboles, a las plantas… y no se involucra, esa sensación de pertenencia, de que somos el medio ambiente, somos el ambiente, somos parte integral del todo. Eso en la ciudad para poderlo trabajar, es necesario llevar al niño a conectarse con la naturaleza. Recomendamos que en los paseos que la familia haga con los niños, no sean los shopping o los cines los paseos predilectos, cuando lo mejor es llevar al niño al parque, llevar al niño a la orilla del río, a la orilla del mar a que se conecte con la energía del planeta. Eso realmente lo reconecta a él, cuando el niño permanece alejado de los ambientes naturales es como que pierde esa conexión, no se siente parte del planeta y al no sentirse parte no entiende lo importante que sería cuidarlo y respetarlo. Entonces, la conexión con la naturaleza es esencial para todos. Los adultos sabemos que cuando nos sentimos un poco confundidos, un poco alterados, un poco depresivos, el salir a caminar, el conectarnos con un lugar con árboles, con plantas, con verde o con el mar, verdaderamente inmediatamente la energía se nos vuelve a equilibrar. Bueno, con los niños es muy importante eso, debería en las escuelas sería bueno que hayan árboles, que hayan lugares, espacios verdes con los que los niños conecten y convivan diariamente. Si la escuela a la que concurren es un edificio muy grande en donde de repente no hay mucho espacio verde, será tarea de los padres el poder equilibrar eso, llevándolos permanentemente a lugares naturales. Nosotros en Montevideo vemos a veces con tristeza como el paseo preferido es ir al Shopping, cuando nos parece que eso todavía nos aleja más de la esencia humana que tenemos.

La Tecnología como Herramienta

[22:14]
¿Cuál es la presencia que tienen las nuevas tecnologías en su propuesta pedagógica?

La tecnología no es ni buena ni mala, es neutra. El uso que le damos a la tecnología es lo que la convierte en útil o inútil. La televisión, las computadoras son medios realmente maravillosos cuando nos sirven para crecer, para realizarnos. En el caso del uso de computadoras, los niños aprenden con una facilidad enorme, yo muchas veces el comentario que hago es que a partir de este año, en el 2009, en Uruguay se instauró el plan Ceibal. El plan ceibal es un plan que dota a todos los niños de la enseñanza pública primaria del país, de una computadora portátil. Es una experiencia única en el mundo, en este momento está sirviendo cómo un gran experimento. Niños que viven en lugares marginales, niños que viven en zonas rurales alejadísimas de pueblos y de ciudades, en este momento están conectados a Internet. Cada uno tiene su ordenador y esa computadora no sólo sirve al niño sino que está produciendo una revolución en la propia familia. Cuando se decidió hacer este plan, a partir del 2008, se empezó a hacer un trabajo de formación con los maestros, porque dentro de la clase cada niño iba a tener su computadora y eso iba a dar una cantidad de opciones, que normalmente con el cuaderno y el pizarrón no se producían. Y se le enseñó a los maestros el manejo de las computadoras. Estas computadoras tienen una infinidad de utilidades, o sea, los niños pueden filmar, pueden componer audiovisuales. Aparte de conectarse con Internet, bajar información, chatear entre ellos, producir textos, hacer proyectos… Y los maestros obviamente, tuvieron sus dificultades para ir aprendiendo alguna de las funciones de estas máquinas. Cuando este año se le dan las máquinas a los niños, y los maestros empiezan a enseñar las distintas funciones de la máquina ocurrió que a la semana los niños les estaban enseñando a los maestros alguna de las funciones que los maestros todavía no habían aprendido. O sea, ellos tienen la máquina, no temen probar, experimentar y a la semana era magistral la cantidad de utilidades que ellos ya habían descubierto en forma intuitiva, espontánea y no hay duda que este plan que ojala se difunda en todo el mundo está produciendo una verdadera revolución dentro de Uruguay. El mismo plan, prevé para el año que viene extenderla a todos los chicos de enseñanza secundaria y a los institutos de enseñanza privados. O sea, que de aquí a dos años más todos los niños y adolescentes de Uruguay, cada uno va a tener su computadora portátil y eso, en un lapso tan pequeño, obviamente que va a producir, ya está produciendo, un impacto enorme en la sociedad uruguaya. Ojala que esta experiencia pueda servir para que se multiplique en otros países.

INCRE: Instituto Crecer

[26:23]
¿Cuál es la historia y fundamentos del INCRE?

INCRE quiere decir Instituto Crecer, es un proyecto educativo que iniciamos en 1994. Nosotros éramos un grupo de maestros que veíamos que la educación tradicional apuntaba sólo al saber con un objetivo principal, porque era saber para algo, y era saber para poder tener. Normalmente al niño se le decía “tú tenes que estudiar mucho porque así en la vida podés tener un buen oficio y un buen empleo y ganar muchísimo dinero para tener muchas cosas”. Vimos que esa motivación no hacía que los niños sean más felices cuando llegaban a adultos ni que la sociedad estuviera mejor. Es como que algo le estaba faltando y empezamos a darnos cuenta que en vez de centrar la educación en saber, es mucho más importante centrarla en el ser. Y ser, ¿para qué? Así como decíamos saber para poder tener más, en este caso es ser para poder vivir mejor. Acá es ser para poder hacer de la vida realmente algo sagrado y así fue que creamos un colegio, atendíamos a niños de educación inicial y de primaria. Ahora ya, en este momento hemos incorporado secundaria y a partir de nuestro trabajo empezamos a experimentar formas diferentes de encarar la educación. INCRE integra el sistema educativo uruguayo, estamos dentro del sistema, por lo tanto es un colegio autorizado, hay una parte programática que debe ser cumplida. Nosotros no descuidamos porque nos parece importante el saber, el problema es quedarnos sólo en eso, en la parte racional y del conocimiento. Y fuimos incorporando diferentes actividades y diferentes herramientas, para que el niño pudiera ser, florecer, realmente conectarse con su esencia. Y para eso vimos que era necesario, nosotros lo ponemos armado en cuatro grandes pilares:
El autoconocimiento, es muy importante que los niños puedan desarrollar ese autoconocimiento, en vez de estar todo el tiempo mirando hacia fuera, como si desde afuera encontráramos la solución a todos nuestros problemas. Es el aprender a mirar hacia dentro. No en la búsqueda de seres introvertidos, egoístas y que estén solamente mirándose a sí mismos, es porque el aprender a mirarse hacia dentro nos abre la conciencia y nos permite ver mejor lo que ocurre alrededor. Sócrates decía “Conócete a ti mismo y conocerás el Universo”, y eso realmente es lo que sentimos que hay que hacer con el autoconocimiento. Técnicas para el autoconocimiento son: la relajación, la respiración consciente, el silencio. Nosotros vivimos en un mundo lleno de ruidos, hay gente que cuando está sola en la casa prende la radio o la televisión, aunque no la mire, solamente para tener la noción de que algo suena, porque estar en el silencio en esta sociedad es señal de que algo está funcionando mal. El niño debe ser acostumbrado a que justamente en ese estado de silencio es cuando se produce la magia, es cuando uno empieza a sentir señales que vienen desde adentro, que el barullo no nos permite escuchar. La meditación es una práctica muy útil y que a los niños, despacito, les va gustando y entran rápidamente en esos estados. En el colegio donde nosotros estamos, siempre empezamos el día, todas las clases, desde los chiquitos de dos años, con quince minutos de silencio y de armonización. El colegio cuando empieza el horario a la mañana, queda en absoluto silencio. Incluso los padres que llegan, saben que en esa hora nadie habla y se produce una energía muy fuerte, que incluso muchos padres hasta van y se quedan también ellos en silencio haciendo ese trabajo de interiorización. No es lo mismo meditar solo que meditar dos o meditar cinco. Imagínense cuanto más fácil puede ser cuando toda una escuela está meditando a la vez. Es muy fuerte y facilita incluso ese trabajo de introspección. Para el autoconocimiento ayudan mucho también técnicas de “brain gym”, que es gimnasia cerebral , equilibrio de los hemisferios y hay muchos ejercicios de brain gym que colaboran en ese estado de conocimiento de sí mismo. El arte marcial, hacer un arte marcial para los niños es muy importante. Nosotros hemos elegido el “aikido” que ayuda a disciplinar el físico, a disciplinar las emociones, a conectarse con ese ser, con ese centro.
Hablábamos de cuatro pilares, uno sería el autoconocimiento, y hay, aparte de las herramientas que dije, muchísimas más que pueden colaborar en esa línea.
El segundo pilar es la expresión, todo lo que desarrolle la expresividad, la expresión del niño y de nosotros, de los adultos nos conecta con nuestro ser. Ya sea la expresión corporal, la expresión plástica, la música en todas sus manifestaciones (el canto grupal es muy importante), el teatro, la danza (las danzas circulares producen por ejemplo un efecto muy revitalizador en quienes la practican). Ahí desarrollamos la parte de la expresión en todas sus manifestaciones, el segundo pilar.
El tercer pilar, tiene que ver con la conexión con la tierra. Es muy importante que los niños tengan una instrucción en huerta orgánica, en jardinería y que se les anime justamente en técnicas que le permitan reproducir lo que aprenden en la escuela. Cuando el niño aprende cómo debe plantar, qué es lo que se debería plantar, en qué época, de qué manera debe cuidar lo que se planta, luego los niños normalmente reproducen esa experiencia en casa, los que no tienen terreno en macetas, pero verdaderamente la conexión con la tierra debería ser una asignatura, un área a trabajar dentro de la enseñanza.
Autoconocimiento, expresión, contacto con la tierra. El cuarto pilar para nosotros es muy importante, que es la alimentación. La alimentación es la base de nuestra construcción de vida. Lo que comemos, alimenta el cuerpo físico, alimenta el cuerpo emocional, alimenta nuestros pensamientos y alimenta nuestra conexión espiritual. Según lo que comamos estamos alimentando todo eso. Cuando queremos realmente trabajar en forma holística, en la cual queremos trabajar todas las áreas, desarrollar todas nuestras capacidades, no sólo la mental, cognitiva, intelectual, sino la emocional, la espiritual, es muy importante atender a lo que comemos. Así como para construir una casa podemos usar ladrillos o podemos usar madera o podemos usar chapas o podemos usar basura y reciclar, así construimos también nuestro ser, a través del alimento que consumimos. Aquí en INCRE nosotros llevamos adelante una alimentación vegetariana, natural e integral, pero no lo ponemos como algo obligatorio, porque el cambio en la alimentación debe ser una decisión absolutamente personal. Lo que intentamos y creemos que la nueva educación debe fomentar, es el que el niño pueda evaluar el efecto que produce los alimentos que consume dentro suyo. Hay alimentos que emocionalmente nos bloquean, hay alimentos que emocionalmente nos permiten sentir mucho más, hay alimentos que bloquean nuestra conexión espiritual y hay alimentos que lo fomentan. Y acá la idea es que cada uno pueda experimentando en sí mismo cuales son los alimentos que le van haciendo sentir mejor. Nosotros, en este estado de sueño en el que vivimos en la sociedad, a veces quedamos demasiado atrapados en la propaganda y terminamos comiendo aquello que normalmente nos invade y muchísimas veces nos sentimos mal y ni siquiera nos damos cuenta porque tampoco evaluamos que efecto produjo ese alimento en nosotros. La alimentación es muy importante para poder llegar al ser. Hoy hablábamos de una educación que apunte al ser. Una educación que apunte al ser no puede dejar la alimentación de costado, porque la alimentación impacta mucho, es la realización del ser. Lo que vemos es que no es necesario dar caminos, si lo mejor es la macrobiótica o la vegetariana, hay tantos caminos posibles en la alimentación que no nos parece adecuado entrar en consejos. El mejor consejo es que cada uno pueda, cada vez que decide incorporar un alimento, que evalúe como se sintió después y que saque sus propias conclusiones. Eso lo va a guiar hacia una alimentación más sana, que finalmente termine logrando dentro de cada uno la sensación de que está en el camino correcto, que está encontrando la conexión con esa chispa de luz que todos tenemos dentro.

Los Cuatro Niveles: Físico, Emocional, Mental y Espiritual

[38:49]
Me gustaría que profundices en la propuesta del INCRE en relación al trabajo interno que realizan con los niños.

Estamos tan acostumbrados a bloquear nuestras emociones y a pensar todo que normalmente cuando hablamos, hasta yo mismo a veces cometo el error de decir pensamos, es como que todo tiene que pasar por el pensamiento y por el hacer. Cuando un niño vuelve de la escuela a casa la pregunta que los padres hacen es “¿qué hiciste, cómo te fue, qué aprendiste?”, pero la pregunta que normalmente nunca hacemos es “¿Cómo te sentiste hoy en la escuela?”. Involucrar realmente la emoción, involucrar el cómo nos sentimos. Estamos tan desconectados de nuestro sentir que normalmente estamos en profundos estados depresivos y no nos damos cuenta. Ya vemos niños que tienen un enojo gigantesco, viven enojados y no se dan cuenta que están enojados, o niños que viven en una profunda tristeza, se les ve en los ojos, se les ve en la mirada y cuando uno le pregunta “¿Cómo estás?”, “ah, estoy bien”, porque realmente vivimos en una sociedad desconectada de la emoción, y la emoción, por algo tenemos el poder de emocionarnos. La emoción dentro de nosotros cumple una función esencial. La emoción es el combustible que nos ayuda a movernos. Si miráramos holísticamente al ser humano podríamos decir que nuestro cuerpo mental es el que decide, es el que toma las decisiones. Nosotros vivimos tomando decisiones a partir de nuestro cuerpo mental. Nuestro cuerpo físico es el que hace, ejecuta, ésa es la tarea del cuerpo físico. Las emociones son las que dan la fuerza, la energía, “bueno, vamos, arriba, hay que hacerlo”. Cuando hay gente con el emocional bloqueado, es realmente el mal que más se ve en esta sociedad, es gente que sabe qué decisiones tiene que tomar, sabe cómo hacerlo, pero no tiene la energía de hacerlo. A veces empieza con mucho entusiasmo y a la semana empieza a disminuir el entusiasmo y a los poquitos días abandonó, cuando sabe que eso realmente le va a hacer bien, porque la emoción es lo que tenemos más bloqueado, que es lo que nos da esa fuerza, esa energía. Por eso que la depresión es uno de los síntomas más generalizados, por eso que en la publicidad aparecen cada vez más yogures y productos energizantes, que nos hacen ser plenos y vivir plenos, porque es justamente eso lo que más nos está haciendo falta, la fuerza, el combustible que nos da el emocional. La mente decide, el cuerpo hace, la emoción nos impulsa. El espíritu, el cuerpo espiritual ¿cuál es la misión del cuerpo espiritual? El cuerpo espiritual es el que nos guía hacia la creación. Cuando queremos incorporar a nuestra vida algo nuevo, algo diferente, no se lo podemos pedir al cuerpo mental porque el cuerpo mental se basa en la base de memoria que ya tiene grabada en las experiencias vividas. Por lo tanto el cuerpo mental siempre nos va a dar como respuesta alguna experiencia que ya esté registrada. Si uno quiere hacer un cambio importante en su vida y hacer algo nuevo, necesariamente la respuesta la va tener que encontrar en su cuerpo espiritual porque a través de esa conexión a lo que Chopra?*2 llama el campo de las infinitas posibilidades, ese campo cuántico donde está toda la información, por eso nosotros entendemos que la educación, que solamente trabaja el nivel mental, sólo puede provocar seres desequilibrados, porque, para poder ser íntegros y poder ser necesitamos el poder de decidir que nos da la mente, el poder de hacer, que nos da nuestro cuerpo físico sano, el poder de tener la fuerza y la energía suficiente para que nuestros sueños se realicen y el poder de conectarnos con lo nuevo, es ese poder de poder crear algo nuevo en nuestra vida. Cuando como seres reconocemos que esas cuatro capacidades tienen que estar las cuatro desarrolladas, se complementan entre sí permanentemente, se ayudan entre sí. Llegan momentos que uno no puede separar donde está la mente y donde está el espíritu porque trabajan tan hermanadas y tan armoniosamente que es como si todas trabajaran en equipo, por eso que la nueva educación, si apuntamos a seres íntegros, a seres auténticos y felices tiene que trabajar en esos cuatro niveles.